santo ROSARIO 
POR LAs vocaciones

MISTERIOS GOZOSOS

- Dios mío ven en mi auxilio

     - Señor, date prisa en socorrerme.

- Gloria al Padre, al Hijo...

     - Como era en el principio...

HIMNO

Cantemos al Señor un canto nuevo,
un canto a la mujer;
porque ella es el pilar de nuestra historia,
la roca de la fe.

Una mujer quisiste que sirviera
para ahuyentar las sombras de la noche;
una mujer nos trajo luz al mundo;
por ella Dios bajó a ver a los hombres.

Cantemos...

Una mujer quisiste que quitara
la espada de las manos del tirano;
por la mujer nos vino Jesucristo,
que nos libró, glorioso, del pecado.

Cantemos...

Es la mujer María siempre Virgen,
mujer fuerte probada en los dolores;
el poderoso Dios quiso encerrarse
en el espejo y madre de los hombres.

Cantemos...

PRIMER MISTERIO:

LA ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS

Pidamos a la Virgen que los jóvenes estén abiertos a la llamada de Dios y dispuestos a decirle "sí", como ella.

"Así nació Jesús el Mesías: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que esperaba un hijo por obra de Espíritu Santo. Su esposo, José, que era hombre recto y no quería difamarla, decidió repudiarla en secreto. Pero apenas tomó esta resolución, se le apareció en sueños el ángel del Señor, que le dijo:

- José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte contigo a María tu mujer, porque la criatura que lleva en su seno viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados." (Mt 1, 18-21)

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

SEGUNDO MISTERIO:

la visitación de nuestra señora
a su prima isabel

Oremos para que las personas consagradas sean signos de Jesucristo y Evangelio vivo en el servicio y amor al prójimo..

"Unos días después, María se puso en camino y fue a toda prisa a la sierra, a un pueblo de Judea; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto oyó Isabel el saludo de María, la criatura dió un salto en su vientre. Llena del Espíritu Santo, dijo Isabel a voz en grito:

- ¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Y ¡dichosa tú, que has creído! Porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá." (Lc 1, 39-45)

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

Tercer misterio:

El nacimiento del Hijo de dios.

Oremos para que Jesús siga naciendo hoy en el corazón de los fieles, por la palabra y el testimonio de los sacerdotes..

"Por entonces salió un decreto del emperador Augusto, mandando hacer un censo del mundo entero. Este fue el primer censo que se hizo siendo Quirino gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad. También José, que era de la estirpe y familia de David, subió desde la ciudad de Nazareth, en Galilea, a la ciudad de David, que se llama Belén, en Judea, para inscribirse con su esposa, María, que estaba encinta. Estando allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no encontraron sitio en la posada."

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

 

Cuarto misterio:

La Presentación del niño Jesús en el Templo.

Pidamos para que los padres acojan como un regalo de Dios, la posible vocación sacerdotal o consagrada de sus hijos.

" Cuando llegó el tiempo de que se purificasen, conforme a la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor (así lo prescribe la Ley del Señor: "Todo primogénito varón será consagrado al Señor.") y para entregar la oblación (conforme a lo que dice la Ley del Señor: "Un par de tórtolas o dos pichones.")"

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

 

Quinto misterio

El niño Jesús perdido y hallado en el Templo

 

Oremos a Dios, por intercesión de la Virgen, para que los seminaristas sean fieles a su vocación y se formen bien.

"Sus padres iban cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años subieron a las fiestas según la costumbre, y cuando estas terminaron, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Estos, creyendo que iba en la caravana, al terminar la primera jornada se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; y, como no lo encontraban, volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días lo encontraron, por fin, en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas: todos los que lo oían quedaban desconcertados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo se quedaron extrañados, y de dijo su madre:

- Hijo, ¿por qué te has portado así con nosotros? ¡Mira con qué angustia te buscábamos tu padre y yo!

El les contestó:

- ¿Por qué me buscabais? No sabíais que yo tenía que estar en la casa de mi Padre?"

(Lc 2, 41-49)

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

letanias

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, 
ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo, 
Dios, Espíritu Santo, 
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María, 
ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo, 
Madre de la Iglesia, 
Madre de la divina gracia, 
Madre purísima, 
Madre castísima, 
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada, 
Madre amable, 
Madre admirable, 
Madre del buen consejo, 
Madre del Creador, 
Madre del Salvador, 
Madre de misericordia, 
Virgen prudentísima, 
Virgen digna de veneración, 
Virgen digna de alabanza, 
Virgen poderosa, 
Virgen clemente, 
Virgen fiel, 
Espejo de justicia, 
Trono de la sabiduría, 
Causa de nuestra alegría, 
Vaso espiritual, 
Vaso digno de honor, 
Vaso de insigne devoción, 
Rosa mística, 
Torre de David, 
Torre de marfil, 
Casa de oro, 
Arca de la Alianza, 
Puerta del cielo, 
Estrella de la mañana, 
Salud de los enfermos, 
Refugio de los pecadores, 
Consoladora de los afligidos, 
Auxilio de los cristianos, 
Reina de los Ángeles, 
Reina de los Patriarcas, 
Reina de los Profetas, 
Reina de los Apóstoles, 
Reina de los Mártires, 
Reina de los Confesores, 
Reina de las Vírgenes, 
Reina de todos los Santos, 
Reina concebida sin pecado original, 
Reina asunta a los Cielos, 
Reina del Santísimo Rosario, 
Reina de la familia, 
Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.



EVANGELIO DEL DÍA

rezo o canto del Magníficat

Proclama mi alma
la grandeza del Señor
se alegra mi espíritu
en Dios mi salvador;
porque ha mirado
la humillación de su esclava.

Desde ahora
me felicitarán
todas las generaciones,
porque el Poderoso
ha hecho obras grandes por mí;
su nombre es santo
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos
los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido
a nuestros padres-
en favor de Abraham
y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre...

Como era en el principio...

oración de petición

dios te salve, Reina  y madre...

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra:
Dios te salve.

A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros
esos tus ojos misericordiosos,
y, después de este destierro,
muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

oración

María, humilde sierva del Altísimo,
el Hijo que engendraste te ha hecho sierva de la humanidad.

Tu vida ha sido un servicio humilde y generoso:
Has sido sierva de la Palabra cuando el Ángel
te anunció el proyecto divino de la salvación.
Has sido sierva del Hijo, dándole la vida
y permaneciendo abierta al misterio.
Has sido sierva de la Redención,
permaneciendo valientemente al pie de la Cruz,
junto al Siervo y Cordero sufriente,
que se inmolaba por nuestro amor.
Has sido sierva de la Iglesia, el día de Pentecostés
y con tu intercesión continúas generándola en cada creyente,
también en estos tiempos nuestros, difíciles y atormentados.

A ti, joven Hija de Israel,
que has conocido la turbación del corazón joven
ante la propuesta del Eterno,
dirijan su mirada con confianza
los jóvenes del tercer milenio.
Hazlos capaces de aceptar la invitación de tu Hijo
a hacer de la vida un don total para la gloria de Dios.
Hazles comprender que servir a Dios satisface el corazón,
y que sólo en el servicio de Dios y de su Reino
nos realizamos según el proyecto divino
y la vida llega a ser himno de gloria a la Santísima Trinidad.

Amén

(Juan Pablo II)

bendición

el Señor nos bendiga
nos guarde de todo mal
y nos lleve a la vida eterna